Falda midi y look de belleza

Este año hay un gran revival de la falda midi, por mi parte nunca se fué de mi armario. Y es que hace años que las llevo, siempre me han parecido cómodas y femeninas aunque  la verdad son las que más me favorecen. En los últimos tiempos no me resultaba fácil encontrarlas, todas las tiendas estaban llenas de minifaldas, por eso, siempre he conservado las que tengo y he buscado en tiendas de segunda mano piezas bastante asequibles y de buena calidad.

Cuando caminas con una falda midi de tablas (son mis favoritas) el movimiento que acompaña al cuerpo es muy sugerente, quedan bien con camisetas básicas sobre todo de manga francesa y con blusas también.

Si te gusta llevar faldas y no te apetece enseñar más allá de la rodilla, es la medida

perfecta.

Si no quieres un look recargado puedes combinarlas con una chaqueta de cuero o tejana,  con zapatos de salón para ir más formal , con bailarinas, con sandalias planas o con cuñas de esparto también me chiflan y me parecen una buena opción para cualquier día,  pero con lo que no las veo para nada es con botas a media pierna. Pero si que me gusta con zapatos de cordones masculinos, es una mezcla que puede funcionar muy bien.

Muchas chicas no se atreven a usarlas porque creen que es una falda monjil, o porque parece que hace falta ser alta, evidentemente queda mejor si no eres bajita, pero con los zapatos se puede arreglar, yo personalmente prefiero estas faldas a las cortas, que me parece que son incómodas y poco favorecedoras si queremos un look con más estilo.

Las hay con más caida y vaporosas o con mucho volumen y tejidos o aplicaciones más elaborados.

Si decidimos mezclar diferentes texturas y estampados yo no me pondría ninguna pieza de bistutería y el bolso y zapatos no los cordinaría pero sí usaría los tonos de la misma gama que la ropa.

Si nos apetece un aire más naif podemos acompañar nuestra falda de un recogido bajo desecho y una piel luminosa con los labios en tono coral.

Si por el contrario queremos un look de fiesta y sofisticado con una falda midi joya o de seda,  podemos optar por destacar los ojos con eyeliner negro y aplicar un labial en tono camel o rosa empolvado. Otra idea es dejar una piel bronceada y jugosa y colorear los labios en rojo anaranjado.

Una de mis combinaciones favoritas es con camisetas navy  y bailarinas, una opción muy recomendable para un día de trabajo o para pasear el fin de semana. Con jerseys de hilo y sin medias son perfectas para entretiempo.

Pienso que a las chicas muy delgadas les queda bien con la camiseta por dentro, pero a las que tengan más curvas no les iría mal un top que no estuviera excesivamente remetido porque el efecto acaba siendo desastroso, (Os lo digo por experiencia) con elegir una camiseta o blusa que no sea excesivamente larga acertaremos con las proporciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *